Ecosens

LKS KREAN e ISEA forman parte del consorcio internacional que ha accedido a la financiación  para la innovación LIFE 2018, otorgada por la Comisión Europea, con el proyecto LIFE Ecosens Aquamonitrix. 

El objetivo de este proyecto es el desarrollo, a nivel de producto industrial, de un equipo de medición multiparámetrico de contaminantes presentes en el agua, empleando tecnología de microfluidos, también conocida como “Lab on a Chip”.

Se trata de un dispositivo de tamaño reducido con capacidades de toma de muestras y análisis de parámetros de calidad de agua, principalmente de nutrientes, así como otros de interés recogidos en la Directiva Marco del Agua. Su aplicación puede enfocarse a la monitorización de calidad en ríos, el control de proceso en plantas de tratamiento de agua residual, así como el control de calidad de vertidos sin necesidad de infraestructura previa, sin supervisión y con datos en tiempo real.

El Consorcio está liderado por la empresa irlandesa Tellab y en él toman parte la finlandesa Kemira, la Universidade Nova de Lisboa, la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), LKS KREAN e ISEA. En el proyecto también participan como colaboradores diversas administraciones, entre ellas el Consorcio de Aguas de Bilbao, Aguas del Añarbe y AMVISA, que pondrán a disposición sus instalaciones para la realización de las pruebas.

El proyecto ha obtenido una subvención de cerca de 900.000 €. La duración del proyecto es de 2 años y 9 meses, en los que LKS KREAN e ISEA se responsabilizarán de las fases de redacción de las especificaciones técnicas de Diseño, así como de las pruebas de prototipos en campo, a realizar durante casi dos años, participando en otras tareas relacionadas con el desarrollo de un Plan de Negocio, acciones de diseminación del producto, etc.

autor