ISEA 2

El Diputado General de Álava, Ramiro González, el vicepresidente de la División de Ingeniería y Servicios de Corporación MONDRAGON, Alberto Gorroñogoitia, y la presidenta de la cooperativa ARABARREN, Amagoia Barandiaran, rubricaron el protocolo de colaboración en un acto que tuvo tenido lugar frente a la parcela de la calle Blas de Otero donde se levantará el nuevo recurso.

Este acuerdo marco inicial incorpora las condiciones principales de colaboración entre las partes y, en concreto, la intención de incrementar las plazas residenciales públicas para personas mayores y con discapacidad física de Álava.

La cooperativa de iniciativa social ARABARREN, integrada en la División de Ingeniería y Servicios de Corporación MONDRAGON, se encargará de la redacción del proyecto, ejecución de la obra de construcción y explotación del centro, que tendrá una gestión de modelo cooperativo. Para ello, contará con el apoyo del grupo LKS-Krean, que diseñará el proyecto, y del asesoramiento de IMQ-Igurco, empresa referente en la gestión de servicios socio-sanitarios.

Por su lado, la Diputación Foral de Álava establecerá un convenio con la cooperativa ARABARREN para la concertación de la totalidad de las plazas del complejo residencial. Asimismo, pone a disposición de dicha cooperativa la parcela de la calle Blas de Otero donde se ubicará el centro, un solar cuyo derecho de superficie ha cedido de forma gratuita el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz a la institución foral para esta construcción.

El complejo residencial integrará tres recursos diferentes en un mismo espacio: Contará con una residencia para personas mayores con 100 plazas, un centro de día también para mayores de 25 plazas, y una residencia para personas con discapacidad física con otras 25 plazas. El cien por cien de las plazas serán concertadas y de carácter público, con lo que el acceso a la residencia será gestionado por el Instituto Foral de Bienestar Social, al igual que lo hace en los centros de gestión directa.

En su intervención, Alberto Gorroñogoitia, vicepresidente de la División de Ingeniería y Servicios de Corporación MONDRAGON, agradeció a Diputación Foral de Álava la confianza depositada en el grupo que representa, reseñando la presencia e implicación del mismo en el tejido empresarial y social del territorio alavés.

En su discurso,  Alberto Gorroñogoitia puso el foco en el respaldo y experiencia de la Corporación MONDRAGON en el ámbito de los servicios sociales, con una apuesta decidida por la cooperativización como modelo de éxito en la generación de nuevos proyectos y diferencial en el sector, sobre la base de un esquema socialmente responsable, en un entorno laboral sostenible y que prima la socialización del resultado; “una socialización tangible y clara en el ámbito de las residencias, cuyo objetivo es la atención, el cuidado y el agradecimiento a nuestros mayores dignificando ese momento personal y vital”.

Por su lado, Amagoia Barandiaran, presidenta de la cooperativa ARABARREN, aseguró que esta nace en Vitoria-Gasteiz como cooperativa de iniciativa social sin ánimo de lucro, “con el objetivo de atender y cuidar de las personas mayores y con discapacidades físicas graves de Araba, en un proyecto participativo, en el que los ciudadanos y entidades de territorio podrán hacer sus aportaciones”.

Tres son los pilares de esta cooperativa, resaltó Amagoia Barandiaran. En primer lugar, “un modelo de atención centrado en la persona, para cuya implantación la cooperativa ARABARREN contará con el asesoramiento de IMQ-Igurco”. En segundo lugar, un edificio, diseñado por LKS-Krean Arquitectura e Ingeniería, “que mira al futuro y que incorporará los requerimientos que se recogen en el borrador de decreto de centros residenciales para personas mayores que el Gobierno Vasco pretende aprobar para finales del presente ejercicio”. Y, por último, “el equipo de trabajo, cuya gestión se sustentará en los principios cooperativos, entre los cuales subrayamos la organización democrática del trabajo, la participación en la gestión y la formación continua”.

autor